El Consejo de Comunidades hispanas piden más Trabajo y Menos Cuentos a las Autoridades Mexicanas

Share Article

El Consejo de Comunidades Hispanas clama apoyo para los migrantes. Vendrán a votar en contra de quienes no los apoyarón. Urge atenderlos.

El Consejo de Comunidades Hispanas, A.C. clama por ayuda para los migrantes mexicanos. Por: Edgar Yamil Yitani Ortega.

Entre Octubre y diciembre de este años se espera una ola de inmigrantes que vienen de regreso, el gobierno lo sabe y sin embargo no hace nada, claro no hay tiempo para atenderlos, todos están ocupados con las próximas elecciones y sin embargo se les olvida que esos cientos de miles de mexicanos, vendrán a votar en contra de ellos.

Durante meses y meses en el Consejo de Comunidades Hispanas, hemos venido dando este grito de auxilio a las autoridades y sin embargo no existe aún una solución a este grave problema que al paso de los meses irá aumentando.

Parece increíble que el gobierno no haya podido abrir una oficina que verdaderamente ayude a los mexicanos que tienen trabajo seguro en los estados unidos, para ayudarles y costearles los tramites de obtener un pasaporte y una visa de trabajo. Ahora resulta que Marcelo Ebrard Casaubón, les ofrecerá un apoyo económico por algunos meses, lo que habría que definir como ayuda o error, según cada uno de los casos.
Sería más productivo y más barato si ese dinero se utilizara para ayudarles a realizar su tramite como trabajadores con visa y toda su documentación arreglada, y ayudarlos a que se vallan a trabajar a Canadá y estados Unidos; que el estarlos manteniendo sin que ello deje ningún beneficio a la nación.

Reitera el consejo de Comunidades Hispanas, que si el gobierno no tiene las miras, luego entonces en donde están los gobernadores y presidentes municipales; todos quieren que los otros hagan el trabajo y que les quiten un problema pero nadie hace caso de ello.
Que acaso los diputados y senadores no pueden hacer la recomendación de hacer un fondo de apoyo para quienes van a ir a trabajar al otro lado de la frontera y a mandar a sus hogares y familias divisas incalculables que beneficiaran a México.

Una ola de compatriotas se aproxima y lo que ahora es un fuerte temporal, puede llegar a convertirse en un huracán de repatriados, los que vendrán con sus familias, necesidades y en busca de trabajo; el problema será que cuando lleguen, verán que el México del que se fueron porque no hubo un apoyo para ellos, aun sigue ignorándolos y sin tomarlos en cuenta.

Es inquietante la horda de paisanos que, ya que muchos no pueden regresar a sus tierras, porque las vendieron o y ahora no tienen casa o proyectos y menos aun familia que los cobije. ¿Que será entonces lo que hará nuestro gobierno?

Podría dar apertura a una gran parte del desierto mexicano e iniciar una secuencia de siembra por goteo, dándoles casa y trabajo a muchos mexicanos. Podría utilizar a miles de ellos en reforestar a los pelones cerros de nuestro México. Podría ocuparlos para construir nuevas presas en los estados que las requieren y que mucho ayudarían a prevenir las inundaciones y desastres.

Podemos enumerar mil cosas, el problema es altamente costoso y tardado para que rinda fruto; no sería más fácil que nuestro gobierno ya hubiera celebrado un convenio entre las dos naciones y con Canadá incluida, para que se contrate a nuestra gente y se les dé una oportunidad de trabajar y radicar en forma correcta y honesta en sus países. Arreglándoles y costeándoles nuestro gobierno documentación y tramitándoles y pagándoles su visa de trabajo a nuestros que desean trabajar allá, porque aquí no hay una oportunidad para ellos.
¿Cuánto puede ser el costo?, lo que sea, será una nada junto a lo que le costara al país darles casa, alimento y sustento, ya que no les puede dar el trabajo.

De sur de los estados unidos, ya son varios cientos de familias, y digo familias y no personas, las que están retornando y muchos están realizando trámites para su retorno.

Nuestros paisanos retornan porque darles empleo con su carácter de ilegales es muy costoso y riesgoso para los ciudadanos americanos, pero las puertas las tienen abiertas para aquellos que logren conseguir documentos legales y que se les permita entrar dignamente a través de la frontera para desarrollar los trabajos en que son tan requeridos y útiles.

Actualmente las medidas antiinmigrantes que se ejercitan diariamente en el país vecino del norte, provocan un retorno de mexicanos en forma radical, constante e inesperada; razón por lo cual la ciudadana Cecilia Romero, quien funge actualmente como "La comisionada del Instituto Nacional de Migración" "(INM)" debe ponerse las pilas y abrir esa oficina de apoyo y ayuda a los compatriotas que quieren seguir trabajando en la Unión Americana y que la única ayuda que requieren es que se les tramiten sus documentos y que se les coloque en las zonas que requieren nuestra mano de obra, en forma digna y legal.

Si no se actúa con rapidez y eficiencia, habrá que ver como se instala una población flotante y sin recursos a lo largo de toda la frontera norte de nuestro país, mientras que otros países con más visión y con funcionarios interesados verdaderamente en su gente, les está dando la documentación y consiguiéndoles el trabajo a sus ciudadanos a través de tramites gubernamentales para que ellos ocupen las vacantes que estamos dejando los mexicanos, ojala que no quieran hacerlo cuando ya estén ocupadas las vacantes y desplazados nuestros compatriotas.

###

Share article on social media or email:

View article via:

Pdf Print

Contact Author

EDGAR YAMIL YITANI ORTEGA
Mundo Hispano.
52-222-2328575
Email >